La aparición de internet
Xavi Molins
Xavi Molins
La ambulancia
¿Sobre qué escribo en esta web? Libros, viajes, emprendimiento, marketing on-line, política, fútbol... y sobre todo aquello que me apetece compartir contigo.



La pregunta que hice que nunca olvidaré
Publicado el Lunes 12-12-2016 - (1 comentarios)


La aparición de internet


Le debo mucho a Internet.
Mi vida cambió debido a su aparición. Y creo que la mayoría de gente puede decir lo mismo.
En mi caso, la vida que llevo desde 2004 sería inimaginable sin Internet. Vivir viajando hubiese sido casi imposible sin este cambio histórico que fue la aparición de este medio. Un medio que ha cambiado para siempre el paradigma laboral de las sociedades en las que vivimos.

Ese agradecimiento que siempre tendré hacia Internet hace que recuerde con mucho cariño su nacimiento y lo difícil que fue asimilar lo que significaba.
Y no puedo evitar sonreír cuando me acuerdo de la pregunta que le hice a un amigo mío en relación a esta herramienta desconocida que permitía conectarse con gente de todo el mundo. Una pregunta que cuando la formulé la encontré lógica, pero visto ahora desde la distancia es absolutamente ridícula.
Dicha pregunta, la utilizo de manera muy recurrente cuando en mis talleres sobre cómo montar un negocio online algún alumno me hace saber que no entiende algo que estoy explicando. Porque a veces tengo la tentación de pensar que es imposible que un alumno no pueda entender algo que yo creo que es de comprensión sencilla. Cuando eso sucede, vuelvo la vista atrás y rememoro aquel momento en el que yo tampoco podía entender todo cuanto Internet significaba.

Era 1996 y unas amigas argentinas de mi amigo Joan vinieron a verle a Barcelona. Pasamos todos juntos unos días geniales, hasta que ellas regresaron a su país.
Para mí, por aquel entonces, Argentina significaba simplemente el otro lado del mundo. Para mi amigo Joan probablemente también, pero en su caso, y como hacía algo de tiempo que utilizaba el email, sabía que podía seguir manteniendo el contacto con ellas regularmente.
Fue entonces cuando Joan me habló del correo electrónico y de Internet.
Recuerdo que me costaba mucho entender el concepto en sí, el funcionamiento de esta herramienta que él me decía que hacía posible una comunicación instantánea con cualquier persona que estuviera en cualquier parte del mundo.
–Mañana mismo les escribiremos un mensaje –me dijo Joan.
–¿Y cuándo lo recibirán ellas? –pregunté de nuevo, dejando claro que no acababa de entender el concepto de la mensajería instantánea a través de un ordenador.
–En el mismo momento en el que lo enviemos –me contestó.
Me quedé reflexionando, intentando comprender todo aquello. Internet, correo electrónico, la red, la arroba
Y entonces me percaté de un detalle que podía frustrar nuestras ansias de comunicarnos con nuestras amigas argentinas al día siguiente. Defraudado, se lo comenté a mi amigo.
–Pero Joan… mañana es domingo. Y entonces formulé la pregunta que nunca podré olvidar: ¿Internet abre los domingos?



Tu nombre

Tu email

Tu ciudad


He leído y acepto la Ley Orgánica 15/1999de protección de datos

Recuerda que cuando compras un libro, tienes dos opciones. Comprar los libros que las editoriales quieren que leas, o comprar libros de autores libres y independientes.

Como autor autónomo que no atiende a demandas del mercado, y como escritor que escribe por vocación sin mirar qué textos son los más comerciales, te invito a conocer mis libros.
Aquí encontrarás todas mis obras



1 Comentarios
Añadir comentario
15/12/2016 - Montse
Jajajaja....que bona Xavi!!! Si et consola, jo de tant en tant, en deixo anar alguna d´aquestes i els meus fills posen els ulls en blanc i diuen:.......Mamaaaaa!!!! Realment, quin canvi més gran s´ha produït en pocs anys......i el que ens queda per veure......Una abraçada.

 
Tu nombre

Tu email

Tu ciudad


He leído y acepto la Ley Orgánica 15/1999de protección de datos